El Brexit, el eventual impeachment de Donald Trump y la pugna entre EE.UU. y China por el liderazgo global serán algunos de los principales eventos del próximo año. A nivel regional, los ojos estarán puestos en las elecciones de Argentina, Bolivia y Uruguay, así como la crisis migratoria en Venezuela, Jair Bolsonaro y López Obrador.

Fernando Fuentes / La Tercera

El annus horribilis británico y la pesadilla del Brexit

El último año completo de Reino Unido dentro de la Unión Europea (UE) resultó uno de los más convulsos de su historia reciente, con una marcada inestabilidad política que puso en el ojo del huracán al gobierno de la primera ministra británica, Theresa May. Con un Ejecutivo dividido entre aquellos favorables a un Brexit duro, que rompa por completo los lazos con el bloque comunitario, y los partidarios de una salida “suave” de la UE, May ha tenido que lidiar con ambos sectores al tiempo que gestionaba arduas negociaciones con Bruselas.Conocedora de que la oposición votaría en contra del acuerdo, así como el sector más euroescéptico de su propio partido, May decidió cancelar la votación prevista para el 11 de diciembre y fijarla para la semana del 14 de enero. Una maniobra con la que intenta ganar tiempo logrando de la UE concesiones y garantías al pacto que ayuden en su aceptación parlamentaria, si bien los 27 han adelantado que mantienen la puerta cerrada a renegociaciones. En medio de este escenario, cada vez son más las voces que claman por la celebración de un segundo referéndum (un 66,3% se inclina por esta opción, según un reciente sondeo). Además, recientemente el Tribunal de Justicia de la UE sentenció que Reino Unido podrá suspender unilateralmente el proceso de salida del bloque en cualquier momento hasta la medianoche del 29 de marzo de 2019, fecha prevista para la consumación del Brexit.

Trump, entre el impeachment y el vacío de poder en Siria

El año que se inicia aparece como especialmente crucial para el Presidente de EE.UU. ¿Traerá 2019 un juicio político y la destitución de Donald Trump?, se pregunta la Deutsche Welle, a raíz de la investigación que lleva a cabo el fiscal especial Robert Mueller sobre la llamada trama rusa.Hasta ahora, Trump pudo confiar en un Congreso controlado por los republicanos, que lo salvó de la acusación. Pero tras las elecciones de medio mandato el panorama se ha revertido por completo y los demócratas dominan por más de 30 escaños la Cámara de Representantes.“Si Mueller trae alguna evidencia sólida contra Trump, la base demócrata exigirá una acusación”, profetiza el historiador Allan Lichtman, el mismo que vaticinó el triunfo de Trump en 2016.Pero el mandatario también deberá hacerse cargo durante 2019 de la decisión de sacar a las tropas estadounidenses de Siria y reducir su número en Afganistán. Especialmente sensible ha sido el anuncio del retiro de los 2.000 efectivos desplegados en Siria. Las críticas apuntan tanto al abandono de los kurdos -a quienes Washington les entregaba respaldo- y también por el vacío de poder que se produciría en la región ante la ausencia de Estados Unidos.“Existe la sensación de que una Presidencia basada en el temperamento volcánico de un comandante en jefe que adora el riesgo y desprecia la historia… se está descontrolando, creando un 2019 aún más caótico”, advierte Stephen Collinson, reportero de CNN en la Casa Blanca.

Macri, Evo y el Frente Amplio uruguayo van por la reelección

“El año que viene tenemos grandes desafíos por delante ”, señaló el Presidente argentino Mauricio Macri al compartir un brindis por las fiestas de Navidad y Año Nuevo con el personal y los periodistas que trabajan en la Casa Rosada. Uno de esos desafíos, claramente, tiene que ver con las elecciones del 27 de octubre próximo, en las que busca su reelección. “Macri intentará ser reelecto pese al difícil contexto socio-económico”, destaca el analista político y director regional de IDEA Internacional para América Latina y el Caribe, Daniel Zovatto. Según un sondeo publicado por Clarín, la intención de voto de Macri es de 29,2%, mientras que la de Cristina Fernández alcanza al 27,7%.Los uruguayos van a las urnas el mismo día que los argentinos. El Frente Amplio buscará un cuarto triunfo consecutivo. Pero no se ve fácil para el oficialismo, que atrae solo al 30% del electorado y es superado por el Partido Nacional, con un 34% de apoyo.También en octubre el Presidente boliviano Evo Morales “buscará su tercera reelección consecutiva en unas elecciones muy cuestionadas”, recuerda Zovatto. Complicado por el fallo de La Haya y tras una criticada habilitación electoral, su opción se ve amenazada por el expresidente Carlos Mesa, el rival mejor posicionado, según los sondeos.

La creciente crisis migratoria de Venezuela y Centroamérica

En su resumen de 2018, la edición en español de The New York Times destaca que el año que termina fue particularmente turbulento para Venezuela, Nicaragua y Honduras, tres países donde los habitantes emigraron de forma desesperada y cuyos gobiernos han sido duramente cuestionados.Según las agencias de la ONU, unos tres millones de venezolanos viven en el extranjero, de los cuales al menos 3,3 millones dejaron Venezuela desde 2015. Pero la agudización de la crisis política y económica promete profundizar el éxodo. De hecho, Naciones Unidas prevé 5,3 millones de migrantes venezolanos a finales de 2019.En Honduras, el régimen de Juan Orlando Hernández enfrenta el reto de las caravanas migrantes con destino a la frontera méxico-estadounidense. Y el fenómeno no cesa. De hecho, el grupo de defensa de migrantes Reactiva Tijuana Foundation alertó de una nueva caravana de migrantes originada en ese país.En Nicaragua, destaca Reuters, se está desarrollando una nueva crisis migratoria. La represión del régimen de Daniel Ortega ha provocado que decenas de miles de nicaragüenses, muchos de ellos estudiantes, se vayan a la vecina Costa Rica. Más de 23.000 han solicitado asilo.

El debut de Bolsonaro y AMLO y la ola populista en la región

El alto nivel de malestar ciudadano con la política y las elites generó un voto anti, un voto de enojo y rechazo que provocó en varios países la irrupción de candidatos anti-establishment con un fuerte sesgo personalista. Ese fue el caso de Jair Bolsonaro en Brasil y de Andrés Manuel López Obrador, AMLO, en México, según apunta Zovatto.La gestión del ultraderechista, que debuta este 1 de enero en el Palacio de Planalto, llega precedida de más dudas que certezas. Con un gabinete de 22 ministros, de los cuales siete tienen origen militar, Bolsonaro ha prometido defender “la Constitución, la democracia y la libertad”.Sin embargo, no todos creen en sus promesas. Uno de ellos es el cientista político de la Universidad de Harvard, Steven Levitsky, quien en una entrevista con La Tercera en octubre advertía que “si la democracia brasileña falla, esto podría resultar en una ola de rupturas democráticas en América Latina”.Las perspectivas del nuevo populismo mexicano encarnado en AMLO también son inciertas, según el Financial Times. Sin embargo, el líder izquierdista ha hecho oídos sordos a las críticas. “Ya comenzamos a cambiar las cosas, esto produce nerviosismo, pero no hay nada que temer”, ha dicho para intentar calmar a los inversionistas.

Continuar en La Tercera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s