“Futuro de la democracia en América Latina”, fue el tema a discutir en el evento organizado por el Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA), que se desarrolló entre el 26 y 28 de noviembre en Chile.

El organismo reunió a una serie de invitados destacados en política internacional, como a los expresidentes Ricardo Lagos (Chile), Laura Chinchilla (Costa Rica), Luis Albero Lacalle (Uruguay), además de la disidente al gobierno cubano, Rosa María Payá, entre otros.

Fue precisamente esta última la que generó una serie de problemas imprevistos por la organización, que estaba contemplada en el “Panel sobre análisis de casos de Venezuela, Nicaragua, Cuba y Honduras”, que se llevaría a cabo en una de las oficinas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en Santiago.

De esta manera, la embajada de Cuba -a través de su embajador Jorge Lamadrid- envió una carta al director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), ÁngelFlisfisch, en el que daba a conocer su rechazo por la presencia de Payá en el encuentro. “He conocido que su entidad se apresta a celebrar un evento espurio, que bajo presupuestos manipulados y política e ideológicamente motivados, pretende erigirse como juez calificador de democracias”, comienza la misiva.

Luego, en el texto se agrega que, “si en definitiva, el panel de ese evento, cuya composición ha trascendido, cuenta con una persona llamada Rosa María Payá, he de manifestarle que la misma ejerce el mercenarismo como profesión y, asalariada de una potencia extranjera, que se dedica a intentar calumniar a los cubanos dignos, baluartes de la soberana Nación Cubana, a la que ella renunció por unos dólares”.

El embajador pide además en su carta, que “antes de aceptar eventualmente a un panelista de tal catadura, convendría a la Flacso indagar la procedencia del financiamiento de los viajes que realiza esta persona, de capital en capital, y de su activismo con un manido guion y con una misma intención de servir intereses aviesos”. Y concluye: “Permítame expresarle mi más enérgico rechazo al Panel sobre análisis de casos de Venezuela, Nicaragua, Cuba y Honduras”.

Ante la molestia del embajador Lamadrid, el evento, que en primer momento estaba programado para que se realizara en la Cepal, se llevó a cabo finalmente en las oficinas de la Flacso.

Ir a El Mercurio de Chile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s